Make your own free website on Tripod.com

Silvio Rodriguez, Historia de las sillas

En el borde del camino hay una silla
la rapiña merodea aquel lugar.
La casaca del amigo esta tendida
el amigo no se sienta a descansar.
Sus zapatos de gastados son espejos
que le queman la garganta con el sol
y a través de su cansancio pasa un viejo
que le seca con la sombra el sudor.

En la punta del amor viaja el amigo
en la punta más aguda que hay que ver.
Esa punta que lo mismo cava en tierra
que en las ruinas, que en un rastro de mujer.
Es por eso que es soldado y es amante
es por eso que es madera y es metal
es por eso que lo mismo siembra rosas
que razones de bandera y arsenal.

El que tenga una canción tendrá tormenta
el que tenga compañía, soledad.
El que siga un buen camino tendrá sillas
peligrosas que lo inviten a parar.
Pero vale la canción buena tormenta
y la compañía vale soledad
siempre vale la agonía de la prisa
aunque se llene de sillas la verdad.

Fernando Pessoa, Apunte

Mi alma se rompió como un cuenco vacío.
Cayó escaleras excesivamente abajo.
Cayó de las manos de una criada descuidada.
Cayó, y se hizo más pedazos que loza había en el cuenco.
¿Tontería? ¿Imposible? ¡Yo no sé!
Tengo más sensaciones que cuando me sentía yo.
Soy una dispersión de trozos sobre un felpudo sin sacudir.
El ruido hecho al caer fue como de cuenco al romperse.
Los dioses que hay se asoman a la barandilla de la escalera.
Y contemplan los pedazos que su criada hizo de mí.
No os enfadéis con ella.
Sed tolerantes con ella.
 Cuenco vacío, ¿qué era yo?
Miran los pedazos absurdamente conscientes,
más conscientes de sí mismos, no conscientes de ellos.
Miran y sonríen.
Sonríen tolerantes a la criada involuntaria.
Se va extendiendo la gran escalinata alfombrada de estrellas.
Un pedazo brilla, por el lado de su exterior lustroso, entre los astros.
¿Mi obra? ¿Mi alma principal? ¿Mi vida?
Un pedazo.
Y los dioses lo miran especialmente, pues no saben por qué ha quedado allí.

Mario Paz, Gran demostración de táctica y estrategia

Beaumont, David- Paz, Mario
Torneo de 2° Categoría, 2004

1. e4 e5
2. d4 exd4
3. Cf3 Ae7
4. c3 d3
5. Axd3 Cc6
6. 0-0 d6
7. h3 Cf6
8. Cbd2 0-0
9. Te1 Ce5
10. Ac2 h6
11. Cf1 Ae6
12. Af4 Cg6
13. Ag3 Dc8
14. De2 Ch5
15. Ah2 Axh3
16. gxh3 Cf4
17. Dd2 Cxh3+
18. Rg2 Dg4+
19. Ag3 Chf4+
20. Rg1 Dxf3
21. Axf4 Cxf4
22. Ce3 Ah4
23. Tf1 Ce2+
24. Rh2 Ag3+
25. fxg3 Dxg3+
26. Rh1 Dh3++

0-1